Nâma-Bhajan

Selección, corrección y revisión

Mahatma Brahmachary Krishananda

La conciencia acerca de la característica de la verdad trascendental, constituye el swarupa-siddhi. Esto es el conocimiento de la verdadera relación. Cuando el conocimiento de la relación surge, el abhidheya en la forma de cultivo del Prema y el Prayojana o la necesidad del Prema son obtenidos. El Chit-Dham de Krishna, el Chit-Lila de Krishna están incluidos en el Prema-Tattwa, el cual es la verdad de la necesidad. En el PrasnaUpanishad, el Bhajan del Nombre de Dios ha sido determinado. Se menciona que el Nombre de Dios es una verdad eterna. El Nombre de Krishna ha sido aceptado como Su manifestación en este mundo. Aun cuando el Nâma consiste en una combinación de letras, sin embargo, es una Manifestación especial de Krishna. Con base en el hecho de que no hay distinción entre el Nâma y el Swarupa, Srî Krishna ha descendido de Goloka-Vrindabân al asumir la Forma del Nâma. Por ello el Nombre de Krishna es la primera realización de Él. De esta manera la jiva toma Su Nâma, si ella aspira a alcanzar a Krishna. Srî Gopal-Guru Goswami, uno de los más queridos discípulos de Srî Swarupa Damodar Goswami, ha citado del Agni Purana, en su ‘Harinamartha Nirnaya’, que si cualquiera exclama Hare Krishna Hare Krishna Krishna Krishna Hare Hare, incluso involuntariamente, no existe la duda de que esa persona obtendrá la meta deseada. El Brahmanda Purana menciona que si alguno cita: Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare, él se verá libre de todos los pecados. El más grande predicador del Hari-Nâma y colector de Sus sobresalientes Cualidades, es Srî Krishna Chaitanya Mahaprabhu. Las palabras de Hare Krishna, que provienen de Sus labios, han inundado el mundo con el inmenso océano del Prema. Srîman Mahaprabhu instruyó a la gente que tomaran el rosario del Nâma:

Hare Krishna Hare Krishna

Krishna KrishnaHare Hare

Hare Rama Hare Rama 

Rama Rama Hare Hare

Que consiste de dieciséis palabras y treinta y dos letras. Esto ha sido convenientemente descrito en el ‘Srî Chaitanya Charitamrita’ y en el ‘Srî Chaitanya Bhagavata’. Srî Gopal Guru Goswami ha explicado el significado de estos Nombres de la siguiente manera: Por pronunciar Hari, todos los pecados de las personas de mente malvada son removidos. Si el fuego es tocado aun sin saber sus cualidades; deberá quemar. De la misma manera el pronunciar el Hari-Nâma, exhibe la verdad de Dios como Chit-Ghana-Ananda o la corporificación de la eterna bienaventuranza consciente y extingue el Avidya, el cual es la raíz de todo mal. Por eso es llamado Hari-Nâma. Así mismo destruye las tres clases de aflicciones de todos los seres tanto conscientes como inanimados, debido a que cautiva la mente de todo el mundo por medio de escuchar y cantar Sus buenas cualidades trascendentales inherentes, o porque les roba la mente a las personas y a todos los Avatares por Su propia dulzura y belleza que trasciende la de millones de cupidos del amor. Hare desde el punto de vista etimológico es el caso vocativo del término Hari, o de acuerdo al Brahma Samhita, Ella, Quien Le puede robar la Mente a Hari, debido a su amor y afecto sin precedente es llamada Harâ, y esto sólo es aplicable a Srîmati Râdhikâ, la hija del Rey Vrishabhânu.

De acuerdo al Agama Shastra, el significado de Krishna es el Atrayente o Cautivador. Krishna se deriva de la raíz Krish o atraer y al aplicar el sufijo Na se denota la beatitud final. Así que Él es el gran atrayente, el Brahman Supremo y la corporificación de la bienaventuranza eterna. Krishna desde el punto de vista etimológico es el caso nominativo o el mismo Sujeto (Krishna). En el Agama Purana, el Señor Shiva menciona: «¡Oh diosa!, por pronunciar ‘’, todos los pecados son sacados y al exclamar ‘ma’, que es como una puerta cerrada, previene que el pecado vuelva a entrar». Este es el significado de Râma. Los Puranas también mencionan: «el significado de la palabra Rama, es Aquél, Quien es Dios poseedor de un Lila erótico trascendental, y que siempre se encuentra empeñado en juegos amorosos con su Consorte eterna Srî Radha. Por lo tanto, Rama significa Krishna únicamente y nadie más. En el transcurso de discutir el Nâma-Bhajan, las implicaciones de cada Nombre serán mostradas.

Los devotos situados en la etapa ascendente del Prema, cantan y recuerdan series de Hare Krishna Nâma, al llevar la cuenta del rosario. Durante el tiempo de cantar y recordar, ellos constantemente cultivan el swarupa trascendental al saber el significado del Nâma. En el transcurso del cultivo constante, todo el mal es removido muy pronto y el corazón se purifica. Por recitar la apariencia del Hari-Nâma y constantemente ponderar acerca de Su significado, el Nâma trascendental naturalmente aparece en sus corazones puros.

Quienes han tomado el Nâma son de dos clases: 1) los que se encuentran al comienzo de su ejecución; y 2) quienes están en la etapa de consumación. Aquéllos que se encuentran en la etapa inicial se dividen a su vez en otras dos clases: preliminar y cotidiano. Además, existen las personas eternamente liberadas que han alcanzado un cuerpo espiritual. Los devotos iniciales al utilizar sus rosarios incrementan su número y adquieren constancia. Tras obtener constancia, el citar al Nâma se vuelve cotidiano. Los devotos neófitos no tienen sabor por el Nâma, debido a que sus lenguas han sido amargadas por la bilis del Avidya. En el transcurso de cantar el rosario, siempre con Tulasi Mâla, y cuando la constancia es obtenida y el cantar del Nâma se vuelve cotidiano, crece paulatinamente el interés por el Nâma. En esta etapa, al aspirante no le gusta sentarse inútilmente sin pronunciar el Nâma. Entonces por exclamar el Nâma siempre con agrado, esto hace surgir el sabor por el Nâma. En ese momento, el Avidyâ, que descansa como la raíz del pecado, el cual es la semilla del pecado, y el deseo de pecar, son automáticamente removidos y el corazón se vuelve puro. En la etapa inicial, es absolutamente necesario cantar el Nâma con anhelo y sin ninguna ofensa. Esto es posible únicamente por abandonar las malas compañías y al obtener instrucciones saludables originadas por la asociación con los sadhus. Cuando finaliza la etapa preliminar, el sabor por el Nâma y la bondad para con las jivas naturalmente se incrementa. En tal caso, no hay necesidad de buscar ayuda alguna de los procedimientos del karma, el jñana, el yoga y otros. Si el Nâma es cantado con una mente anhelante, junto con estos procesos, el corazón se purifica pronto, y el Avidyâ gradualmente se retira. Entre más Avidya es destruido, más aparece la renunciación aplicada y el conocimiento de la relación, los cuales purifican al corazón. Entre los eruditos esto ha sido comprobado una y otra vez. En el momento de tomar el Nâma, el verdadero significado del Nâma debe ser cultivado con agrado, y la plegaria debe hacerse a Krishna con un llanto conmovedor. Entonces por la misericordia de Krishna, el bhajan se mejorará gradualmente. Si esto no se realiza, tomará numerosos nacimientos alcanzar el éxito como en el caso de los karmis y de los jñanis.

Se dividen en dos clases los que están empeñados en el bhajan: entre ellos existen los que llevan cargas y los que toman la esencia. Quienes están deseosos de disfrutar y de emanciparse, cautivados por el mundo terrenal, están cargados con el esfuerzo de alcanzar las cuatro metas, es decir, el dharma, el artha, el kama y el moksha.No se dan cuenta que lo esencial es el Prema. Por ello, las personas que llevan cargas, a pesar de sus mejores esfuerzos y precauciones, no pueden mejorar en el bhajan. Quienes son inquisitivos acerca de la esencia, concentran su mente en la verdad del Prema y obtienen pronto su objeto deseado. Ellos se encuentran en la etapa ascendente del Prema. Pueden alcanzar pronto el Prema y convertirse naturalmente en Paramahansas. Por otro lado, si las personas que llevan cargas, llegan a tener contacto con los sadhus y aprenden cómo interesarse en las cosas esenciales, pronto ellos también ascienden el peldaño del Prema.

Después de muchos nacimientos, si alguna persona es afortunada de obtener la tendencia por la devoción, ella obtiene un interés respetuoso por el sendero de la devoción y tal respeto le lleva a saborear la compañía de los devotos. Si las prácticas del bhajan son llevadas a cabo con los devotos puros, ella obtiene el Sâdhana-Bhakti, el cual tiende hacia el Prema. Por la misericordia de los devotos puros, si el proceso correcto del Sâdhana es tomado, ella puede muy pronto ascender el peldaño del Prema. Si son recibidas lecciones de parte de devotos con inclinaciones mezcladas o por aquellos que poseen únicamente apariencia de devoción, el Prema se torna distante de la persona y no puede volverse sincera. En este estado, el anartha (el mal) prevalece y obstaculiza el sendero del respeto por los devotos puros. La deshonestidad surge y hace al corazón engañoso. En esta etapa, numerosos aspirantes que caen en la clase de neófitos pasan por muchos nacimientos. Los novicios tienen respeto por la devoción, pero ésta es tierna y siempre guiada por la tentación. Con el propósito de deshacerse de la agitación de su corazón, ellos tienen que aprender lecciones de adoración de acuerdo al Agama Shastra de un preceptor de valía. Después de practicar la adoración por un largo tiempo, ellos pueden obtener respeto por el Nâma. Cuando éste surge, la inclinación crece por practicar el Nâma-bhajan en compañía de los sadhus puros.

Las prácticas de estas afortunadas personas que tienen un respeto definitivo por el Krishna-Nâma desde su mismo nacimiento son completamente diferentes. Por la misericordia de Krishna, ellos buscan el refugio de un preceptor que sea versado con los significados verdaderos acerca del Nâma. Srîman Mahaprabhu ha dictaminado acerca del derecho y excelencia de tal preceptor conocedor del Nâma-Tattwa. Aun cuando no existe la necesidad de aceptar iniciación respecto al Nombre, la importancia del Guru conocedor del significado de las verdades acerca del Nâma es autoevidente. Las letras del Nâma pueden ser obtenidas en cualquier parte, pero la verdad escondida acerca del Nâma es revelada únicamente por la misericordia del Guru cuya devoción es pura. Por su misericordia, la etapa preliminar del aspirante, es decir, la apariencia del Nâma es removida y es protegido de las ofensas en contra del Nombre.

Quienes han tomado el Nâma-bhajan como su voto, pertenecen desde el comienzo a la clase media. Debido a que están conscientes del swarupa del Nâma; ellos están en realidad en la etapa ascendente del Prema. Su conducta religiosa consiste en amor por Krishna, amistad y concordia con los Vaishnavas santos y puros, simpatía y bondad con los Vaishnavas novicios, quienes poseen una fe tierna, e indiferencia con aquellos que hacen caso omiso del Todoconsciente Srî Murti de Dios. Los de recién ingreso no pudiendo distinguir lo que es un verdadero Vaishnava, caen de tiempo en tiempo en una condición muy lamentable. Los devotos en el sendero ascendente del Prema y que caen en la categoría de segunda clase muestran respectivamente tres clases de conducta a las tres clases de Vaishnavas. Ellos pronto alcanzan el Prema y en el transcurso del tiempo se vuelven los mejores devotos, volviéndose personas adecuadas con las cuales uno se puede asociar.

Estos devotos intermedios, en el transcurso de cantar el Nâma al llevar la cuenta en sus rosarios, completan 300,000 Nombres durante el día y la noche. Ellos derivan tal placer que no pueden abandonar el Nâma ni por un momento. Debido a que no pueden finalizar la cantidad predeterminada durante la noche, ellos cantan el Nâma indefinidamente. En el curso de pensar constantemente acerca del significado del Hari-Nâma, el cual ha explicado Srî Gopal Guru Goswami, todo el mal natural en los seres humanos es gradualmente abatido y ellos pueden encontrar al más elevado Swarupa bienaventurado del Nâma. Cuando el Swarupa del Nâma aparece vívidamente, el Chit-Swarupa de Krishna se identifica con el Swarupa del Nâma. Entre más Nâma aparece con Su característica pura, y el bhajan es ejecutado recordando Su Forma y Belleza, más las gunas materiales, como el sattwa, el rajas y el tamas desaparecerán, y el sattwa puro o las cualidades trascendentales de Krishna aparecerán. Entre más sea puro el bhajan al estar combinado con el Nâma, la Forma y la Cualidad, más vívidamente estará reflejado el Lila de Krishna en el corazón por medio de la meditación espiritual y la misericordia de Krishna. El Nâma, llevando la cuenta, o sin llevarla, será cantado con la lengua, mientras que la Belleza y la Forma serán vistos con la mente; las Cualidades de Krishna serán notorias en el corazón, y el Krishna-Lila aparecerá vívidamente en el alma que está absorta en la meditación. Dentro de esto, las siguientes cinco etapas de aspirantes son notables: 1) Sravan dasha (la etapa de aprender). 2) Barandasha (la etapa de rendición). 3) Smaran dasha (la etapa de recordar). 4) Âpanadasha (la etapa del verdadero ser); y 5) Prâpan dasha (la etapa de consumación).

Tras escuchar del Nâma como el medio y el fin de parte del Preceptor, el estado placentero de la mente que surge en ese momento es llamado Sravan dasha (el estado de escuchar). Sin importar las cosas que se hayan mencionado acerca de tomar el Nâma sin ofensas y de cualquier método y elegibilidad prescrita, todas se originan durante la etapa de escuchar. Con base en esto, la constancia en el Nâma surge. Cuando una persona adecuada recibe el rosario, ensartado con el cordón del Nâma y del Prema de parte de SrîGurudeva, es decir, cuando el discípulo de valía se rinde a los pies del Guru con una extrema satisfacción y veneración, al aceptar el bhajan puro de él y recibir su inspiración, a tal estado de devoción se le llama Baran dasha (etapa de rendición). Conmemorar, conceptuar, meditar, evocar y absorberse con una contemplación profunda, son los cinco procesos para recordar el Nombre. Si los siguientes procesos son mantenidos: el recordar el Nombre, la Forma y la Belleza, la conceptualización de las Cualidades, la constante evocación del Lila y el estar absorto con la dulzura de Krishna al penetrar profundamente en Su Lila llamado Rupa-samadhi, surgeel estado del verdadero sero Apandasha. Si dentro del Smaran y el Apan dasha, el acto de evocar el eterno Astakaliya Lila de Krishna es realizado, y si la profunda concentración es alcanzada, elswarupa siddhiaparece. Los devotos que han alcanzado el swarupa siddhi son Paramahansas naturales. 

Poco después, si Krishna se muestra misericordioso, el aspirante al momento de abandonar su cuerpo mortal, puede entrar con su cuerpo espiritual a la Morada Divina y volverse consorte del Vraja Lila, que es llamado Vastu siddhi o alcanzar la Realidad. Este es el fruto final del Nâma bhajan y el súmmum bónum de la vida del aspirante. Esta es la más elevada consumación de su sâdhana, la cual es llamada Prâpan dasha.¿Es que todos los aspirantes a la etapa ascendente del Prema abandonan su vida familiar y adoptan el ascetismo? La respuesta es: los devotos en el estado ascendente del Prema practicarán el bhajan en cualquiera de los âsramas que consideren favorables. No importa si es en la vida doméstica o en la vida del bosque o la vida ascética. Pero cualquier âsrama que se considere desfavorable para su bhajan debe dejarse en ese momento. La vida y conducta de aquéllos que poseían el sentimiento conyugal con Dios son los siguientes: Gadadhar Pandit, Srî Pundarika Vidyanidhi, Srî Ramananda, etc. Todos ellos eran Paramahansas. En tiempo inmemorial, numerosos devotos que llevaban una vida familiar, como Ribhu, etc. eran de naturaleza Paramahansa. Por otro lado, tras encontrar a la vida doméstica como contraria a un bhajan sin perturbaciones, muchas personas de almas elevadas como Srî Ramanuja Swami, Srî Swarupa Damodar Goswami, Srî Madhavendra Puri Goswami, Srî Haridas Thakur, Srî Sanatan Goswami, Srî Rupa Goswami, Srî Raghunatha Das Goswami, etc., abandonaron la vida familiar y aceptaron el ascetismo.

Nityananda !!!  Gauranga !!!  Hare Krishna !!!

www.MahatmaJi.org